Descubre monederos y tarjeteros de diseño para mujer

Un tarjetero de diseño para mujer es una alternativa muy cómoda a la cartera de piel para los días en los que quieres salir con lo justo. Los modelos compactos ofrecen espacio para los básicos sin añadir volumen. Nos encanta la versatilidad de nuestros tarjeteros para mujer. Mete el tuyo en un bolso tote de camino a la oficina, en un bolso de mano para salir por la noche o en el bolsillo si sales a correr.

¿Siempre andas buscando las monedas sueltas? Un bonito monedero de diseño de pequeñas dimensiones resulta ideal para tenerlas siempre a mano. El cierre con cremallera hará que no tengas que estar buscando por el fondo del bolso, mientras que las ranuras de fácil acceso para tarjetas ofrecen espacio para métodos de pago más modernos.

Tarjeteros de piel para mujer: funcionalidad y estilo

Perfectos solos o para llevarlos en tu bolso favorito, los tarjeteros de piel para mujer te permiten guardar tus carnés y tarjetas de crédito vayas donde vayas. Estos pequeños accesorios son prácticos y sofisticados, ya que están fabricados en elegante piel de grano cruzado, suave piel granulada o piel con nuestro exclusivo estampado de logotipo.

Los tarjeteros para mujer también nos encantan porque son lo suficientemente compactos como para meterlos en un bolsillo durante una sesión de entrenamiento. Sal a correr o ve a una clase de yoga con la tranquilidad de saber que tus básicos están seguros (y que vas a la moda). Combínalos con un reloj inteligente para mujer que registre tus pasos y frecuencia cardíaca, el compañero ideal para tu nuevo imprescindible de estilo deportivo.

Completa el look con un bolso de pulsera de diseño

Ahora que ya has organizado las monedas y las tarjetas en un bolso de pulsera de piel, puedes planificar el resto del look. Descubre la ropa para mujer y no te pierdas nuestras novedades: desde los monos de la temporada hasta vaqueros clásicos y los zapatos para mujer más codiciados. Unas glamurosas gafas de sol para mujer son el broche final para enfrentarte a todo lo que depare el día.